lunes, 15 de septiembre de 2008

VOLVER



Volver,
con la frente marchita,
las nieves del tiempo
platearon mi sien.
Sentir, que es un soplo la vida,
que veinte años no es nada,
que febril la mirada
errante en las sombras
te busca y te nombra.
Vivir,
con el alma aferrada
a un dulce recuerdo,
que lloro otra vez.

Me encanta esta canción, no puedo evitar emocionarme cada vez que la escucho.

Y eso es lo que he hecho este fin de semana, he vuelto, he vuelto a la primera ciudad en mi corazón, SALAMANCA.

Yo soy medio salmantina (mis padres son de allí) y he pasado todos los veranos, semanas santas y navidades hasta que cumplí los 18.

Cada vez que volviamos a Madrid solo tenía una cosa en mente, volver, volver y volver, hasta que de repente un verano ya no volví más.

Los motivos? demasiado tristes para contarlos, solo puedo decir que allí dejamos 5 personas que descansan para siempre en ese lugar (ya podeis imaginar), asi que los buenos recuerdos quedaron en un segundo plano, para dar paso a una melancolía y una pena un poco dificil de superar.

Pero este fin de semana he vuelto a ver los toros (va por tí abuelo), a ver la universidad y el campo de rugby (va por tí Tomas), a ver las alpacas recogidas y los campos amarillos (va por tí tía), a ver la entrada al pueblo (va por tí tío) y a ver lo señorial y bonita que es la plaza mayor (va por tí abuela).

Y he pensado que siempre pase lo que pase hay que volver, porque no podemos permitir que lo malo empañe lo bueno vivido, que fué mucho más, y porque hay cosas que tiran y no se pueden olvidar así por así.

Aunque se que nunca lo vas a leer, gracias mi amor por haber hecho que este fin de semana haya sido uno de los mejores de mi vida, Te quiero!.

8 comentarios:

Sandra dijo...

Hay veces q los malos recuerdos eclipsan a los buenos. Pero eso no se puede evitar.

Salamanca es una de las ciudades q mas me gustan, la visite una vez y me enamoré de ella... tanto q siempre he dicho q no me importaria vivir alli, si no hiciera tanto frio claro :P

Besitos guapa.

negubide dijo...

Sandra: a que si??? es preciosa, a mi no me importaria en absoluto vivir allí, eso sí el frío es increible, fijate que aun estamos en Septiembre y yo ya iba con cazadora y pañuelo al cuello y estaba heladita.

Yolanda dijo...

No conozco Salamanca, pero sí esos sentimientos de nostalgia por una ciudad y, sobre todo, por unos seres queridos.

qué bonito volver a tus raíces aunque solo sea de visita de fin de semana.
tu novio es un cielo!

un beso

negubide dijo...

Yolanda: Organizó absolutamente todo al mínimo detalle, que no faltara nada de nada, verme feliz le hace feliz a él, y eso significa que es maravilloso (aunque también tiene sus cositas, jajajaja).
Ha sido precioso volver a pasar por todos los sitios a los que iba cuando era mas pequeña, y saber que aunque nos ocurren cosas malas hay que seguir disfrutando de todo lo que se tiene.

marilo dijo...

qué nostalgia, no? aunque supongo que allí ocurrió algo muy grave, volver, bien acompañada, te ha devuelto muy buenos recuerdos...es un aciudad preciosa.
un bico

Tam dijo...

Hola nena! No conozco Salamanca pero estoy de acuerdo contigo en que de vez en cuando hay que volver a los lugares de origen, por mucha tristeza que encontremos en ellos (al menos en mi caso es así, de hecho hace tanto que no vuelvo). Me alegro de que al menos él te lo haya hecho especial y le dejes esa dedicatoria tan chula.

He leido tus anteriores entradas, esque estoy más perdida tia, llego tarde a la nominación del premioblog (mil gracias por acordarte de mí) y decirte que el meme musical me ha gustado un montón, yo también soy superfan de Sabina.

También es extraña la historia de él con ese hijo de diez dias y preguntándose porqué escogió así en la vida.. A veces nadie sabemos muy bien como encajar las piezas de los puzzles de nuestras vivencias.

besos

alice dijo...

El pie va estupendo, gracias. A mi me pasa lo mismo, he pasado todos los veranos de mi vida en jaen, ahora me gusta volver, aunque hecho mucho de menos mi casa, ahora tengo que ir a la de la suegra. Me alegro de que al fin hayas decidido volver. es bonito recordar.

besos

Amara dijo...

Desde siempre me atrajo la idea de ir a Salamanca. Pero tal como la pintas mucho más. Piensa que siempre lo bueno debe prevalecer sobre lo no tan bueno.